Alimentación

La alimentación es una actividad básica de vida diaria. Las preocupaciones en esta área en el ámbito pediátrico suelen ser frecuentes para los padres.

El terapeuta ocupacional valorará el caso de manera individualizada. Según las necesidades específicas de cada niño, será necesaria la derivación o combinación con otros profesionales afines al terapeuta ocupacional como son psicólogos o logopedas.

¿Qué podemos observar en un niño con dificultades de alimentación?

  • Rechazo o preferencia por ciertas texturas: Por ejemplo, el niño sólo come purés.
  • Rechazo a ciertos sabores/ olores/ colores/ formas de alimentos.
  • Repertorio muy limitado de alimentos.
  • Se niega a probar nuevos alimentos.
  • Reflejo nauseoso, tos cuando ve, toca o prueba un alimento.
  • No mastica.
  • Gustos restringidos y selectivos: Por ejemplo, solo determinadas marcas o determinadas formas de preparación de los alimentos.
  • Poca flexibilidad cognitiva y rechazo a los cambios. Por ejemplo, siempre tiene que comer con un cubierto concreto o tiene que darle de comer un adulto determinado.
  • Problemas de conducta: Escupir la comida, conductas desafiantes, lanzar comida, coger comida con las manos.

¿Quieres preguntarme algo?

Sin ningún tipo de compromiso